google5b980c9aeebc919d.html

miércoles, 29 de junio de 2011

EL POEMA DE HOY



a Doña María Epul de Cañuqueo *


machi y camaruquera de Cerro Negro

– Chubut – Patagonia argentina



Por Celia Amanda Sala Davies




Hay viento y quietud
en esta soledad desazonada que desanda caminos,
caminos mesetarios
y que en su fónico andar cautiva cerrojos en círculos cerrados.
Es una agónica ansiedad de piel sufriente en busca de un auxilio.
Es una angustia que crece, crece y se espirala sabulosa en su vientre.
Lo que importa es llegar a Cerro Negro
no importa ni el camino ni el vehículo ni siquiera el peregrino.
Lo que importa es llegar a esas míticas lomadas
a esas manos consagradas al intenso laboreo sanitario
a ese espíritu manso siempre abierto en diagnóstico certero
a esos yuyos procesados con secretos saberes ancestrales.
Y hay quietud y viento
en esta soledad que desanda caminos también camaruqueros.
Y hay amor…
un amor agradecido
que prevalece
en la pertinaz memoria de la gente.




* Primer Premio Poesía, Eisteddfod “Mimosa” Puerto Madryn, 29 de julio de 2006.




Bookmark and Share


votar






2 comentarios:

David C. dijo...

Cierto, lo que importa es llegar.

jorge robert dijo...

María Epul de Cañuqueo está llegando.Primero las ansias del que viaja y del que espera. El coirón flamea inquieto con la brisa; el verde paisaje del duraznillo en la quebrada; la majada de cabritas blancas retozan su alegría en la espera. El Cerro Negro se viste de fiesta. María Epul siempre llega porque el amor va con ella.

Celia Amanda: Mereciste con creces ese premio.-