google5b980c9aeebc919d.html

domingo, 8 de abril de 2018

LA NOTA DE HOY





FERIAS DEL LIBRO EN LA PATAGONIA


Por Jorge Eduardo Lenard Vives




¿Qué es una Feria del Libro? Según la Real Academia Española, se trata de una instalación donde se exponen los productos de un solo ramo industrial o comercial, en este caso libros, para su promoción y venta. Si bien esta muestra en su origen fue sólo un mercado de textos, con el tiempo se volvió un espacio cultural, que al intercambio de bienes agregó la difusión de las letras entre un público variado y numeroso. Pero para hacer honor a su nombre, el protagonista de la feria debe ser el libro. Y junto con el libro, la Literatura. Y el escritor. Y las editoriales, las librerías, las bibliotecas. Y los lectores.

¿Qué actividades se espera que ocurran en tal sitio? Exposición de ejemplares, presentación de obras nuevas, conferencias individuales o grupales sobre temas afines. A lo mejor puede albergar otras manifestaciones artísticas, relacionadas en forma íntima con la escritura. Pero, sobre todo, tiene que haber libros. Y Literatura.

Los eventos en cuestión son valiosas oportunidades para mostrar la creación artística de un determinado grupo humano. La opción más corriente es la exhibir las obras agrupadas según el lugar geográfico donde se generaron. En una feria internacional, los expositores serán los diferentes países, en una feria nacional, las provincias, en una provincial, las localidades, en una local, los cultores de la pluma del lugar. Por supuesto, las ferias tienen una doble faz, pues enseñan lo vernáculo a lo universal y viceversa; aunque al mencionar esto hay que recordar que la prioridad la da el hecho de ser una oportunidad –a veces única– que tiene el interior para difundir a sus escritores y su acervo literario.

Estas actividades reúnen al libro con el lector. En ocasiones, también acercan escritor y lector; pero tal posibilidad se acota a la luz de la cantidad de autores que van a poder ser conocidos en forma personal por el público. Son festividades anuales que honran al libro y a la Literatura. Con la formalidad de un rito, el aficionado se prepara para disfrutar de esos días de contacto con un universo de textos; algunos de los cuales – seleccionados - luego van a llenar de placer sus horas de descanso.

Desde hace varios años se celebran en la Patagonia. La más antigua de la zona parece ser la Feria Provincial del Libro del Chubut, que se realiza en Gaiman desde 1985; y cuya organización corre por cuenta de la Biblioteca Popular "Ricardo J. Berwyn". En el año 2005 se incorporó el desarrollo conjunto de la Feria Patagónica del Libro. La provincia del Chubut tiene varias muestras más, como la Feria del Libro y la Cultura, que se lleva a cabo en Sarmiento desde 2001, y las Ferias del Libro de Trelew, de Puerto Madryn, con carácter de Internacional, de Río Mayo, de Rada Tilly y de Alto Río Senguerr. Unas líneas aparte merece la Feria de la Ciudad del Libro que en el 2014 volvió a realizarse en Comodoro Rivadavia, luego de un impasse de varios años; ya que antes existía una Feria del Libro local iniciada en 1996 y suspendida por un tiempo.

Otras de las ferias pioneras de la región son la Feria del Libro de Caleta Olivia, desde 1990; y la Feria Provincial del Libro, que se hace en Río Gallegos desde 1995. Esta última, organizada por la Biblioteca "Juan Hilarión Lenzi", presenta la característica de dedicar un día especial para cada localidad santacruceña; oportunidad en la cual pueden exponer su creación literaria. Pero además de esta participación, otras poblaciones de la provincia tienen sus propias Ferias; como Pico Truncado, Las Heras, Puerto Deseado, Puerto Santa Cruz, Puerto San Julián, Perito Moreno, Los Antiguos y Gobernador Gregores. 

En Neuquén, las primeras fueron la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Villa La Angostura, del 2004; y la Feria Regional del Libro, en San Martín de los Andes, que comenzó en 2006. La Feria Internacional del Libro de la ciudad capital es más reciente, de 2013. También Zapala tiene su Feria.

La Feria Municipal del Libro, de Viedma, se inició en 2010; en tanto la Feria Patagónica del Libro de General Roca, es de 2012. Otra ferias rionegrinas son las de Chimpay y Cipolletti.

Tierra del Fuego tiene dos salones tradicionales: la Feria Provincial del Libro, de Río Grande; y la Feria del Libro de la Escuela 13, que organiza ese establecimiento educativo de Ushuaia.

Sin duda, algunas Ferias patagónicas escaparán a este recuento; por lo que se pide anticipadas disculpas. Cuando se conozcan se agregarán al listado. También cabe mencionar que existe otro formato de estas fiestas culturales: el Encuentro de Escritores; como los que se celebran en Esquel, Ingeniero Jacobacci -organizado por el Centro de Escritores "La Línea de los Sueños"-, General Conesa -que organiza el Club de Escritores “Tinta Libre”-; y Villalonga, en el muy patagónico partido de Patagones de la Provincia de Buenos Aires, a cargo de la Biblioteca “Presbítero Entraigas” y del taller literario “Cómplice de Sueños”. En Bariloche se realiza desde el año 2013 la “Fiesta de la Palabra”, con un formato similar al de las Ferias; al igual que la “Feria Artes y Letras del VIRCH” en Dolavon, cuya primera edición se hizo en 2018.

De esta manera, la Patagonia ofrece una sucesión de ferias que se inicia en el nivel local, pasa por el provincial y finaliza en el regional; un acertado intento de difundir la Literatura de la zona en su ámbito natural. Pero para completar el circuito, las letras del sur deben alcanzar los estamentos nacional e internacional. Ambas categorías está presentes en uno de los salones más famosos del calendario mundial, la Feria Internacional de Libro de Buenos Aires. Pese a su nombre no es sólo universal, pues también ofrece su entorno a las provincias; una buena chance para la Literatura del interior de darse a conocer al país y también al concierto de los estados participantes.

De todas maneras, sea cual sea el ámbito espacial donde se desarrollen, no cabe duda que las Ferias del Libro son, junto con las Bibliotecas y las Librerías, las principales instituciones que actúan de catalizador para provocar la interacción creativa entre lector, libro y escritor; finalidad última de ese fascinante Arte que es la Literatura.






Nota: el autor pide disculpas por la involuntaria omisión de alguna Feria regional; como así también por errores en el año de inicio de la actividad. Agregados y correcciones serán bien recibidas.

2 comentarios:

Ezequiel Murphy dijo...

Muy bueno recuperar los espacios de este tipo... que vaya quedando registro.
Sumo El encuentro del libro usado que realizamos con la Esfera tejida desde el año 2012. En el centro cultural de Comodoro Rivadavia. Que fue de alguna una incentivo para retomar la feria del libro tradicional.

Jorge Vives dijo...

Estimado Ezequiel: muchas gracias por la lectura de la nota, por el comentario y por la información brindada. Sin dudas, la feria del libro usado que organiza “Esfera Tejida” en Comodoro Rivadavia debe figurar en el listado de eventos mencionados en el artículo. Esta referencia recuerda que también deben incluirse en el texto otros salones similares; como la feria de libros “Librarte”, cuya 4ta edición se realizó recientemente en Caleta Olivia, organizada por el grupo literario “El viento vuelve loca a la gente”.