google5b980c9aeebc919d.html

miércoles, 1 de septiembre de 2010

EL POEMA DE HOY



Faro austral



Por Diego M. Antón (*)




Braceando sueños dispersos,
realidades ponen a flote
pretextos complejos.
Negado reflejos del mar.

Océanos, llantos inmensos,
tempestades encierro.
Recuerdo del mar.

Deseos… volver a empezar,
navego ante intentos,
oleajes viajeros.
Al pasar.

Humedad en la piel,
juego sus juegos
costas ocasionales.
Deseos para no olvidar.

Es que ella... se ahoga en mis soledades.
Yo, naufrago ante sus silencios causales.

Siempre recuerdos...
Lágrimas de sal.



(*) Poeta trelewense


Bookmark and Share


votar







3 comentarios:

Lucy in the Sky dijo...

"Y desafiando el oleaje sin timón ni timonel, por mis sueños va ligero de equipaje sobre un cascarón de nuez mi corazón de viaje, luciendo los tatuajes de un pasado bucanero de un velero al abordaje de un no-te-quiero-querer."

Seguir navegando, a la deriva, hacia el horizonte, siempre... hasta encontrar una isla de arenas tibias y aroma a fruta madura...

Jorge Vives dijo...

El mar, y el mar patagónico en particular, siempre se hace presente en la obra de Diego Antón. Y le permite crear metáforas e imágenes con un gran valor poético; ejemplo de lo cual es, en su totalidad, este poema, “Faro austral”. “Ella... se ahoga en mis soledades. / Yo, naufrago ante sus silencios causales…”. Recorriendo su blog se encuentran muchos poemas, magníficamente ilustrados, en los cuales aparece una sombra marina: “Estrella de mar”, “Como pez en el agua”, “Muelle austral”, “Rompiente”, “Playa Canteras”, “Caminos de sal”, “Aguas claras”, “Mareas de sueños”… Y es que el mar, para un escritor de esta región tan cercana a la costa, y más con la visión artística de Diego, no puede pasar desapercibido.

Jorge Vives dijo...

El mar, y el mar patagónico en particular, siempre se hace presente en la obra de Diego Antón. Y le permite crear metáforas e imágenes con un gran valor poético; ejemplo de lo cual es, en su totalidad, este poema, “Faro austral”. “Ella... se ahoga en mis soledades. / Yo, naufrago ante sus silencios causales…”. Recorriendo su blog se encuentran muchos poemas, magníficamente ilustrados, en los cuales aparece una sombra marina: “Estrella de mar”, “Como pez en el agua”, “Muelle austral”, “Rompiente”, “Playa Canteras”, “Caminos de sal”, “Aguas claras”, “Mareas de sueños”… Y es que el mar, para un escritor de esta región tan cercana a la costa, y más con la visión artística de Diego, no puede pasar desapercibido.