google5b980c9aeebc919d.html

miércoles, 12 de noviembre de 2014

EL POEMA DE HOY



 EL BOSQUE

                                      Por Gladis Naranjo (*)





  Hoy es el bosque un gigante herido.
Fantasmal. Melancólico. Sombrío.
Que  vive  como  puede. Pero  vive.

  Es naufragio de plumas sin destino.
Es revuelo de soles y cenizas
En torbellinos grises. Pero  vive.

  El fuego puso angustia y remolinos
En la mañana ardiente de ese enero.
Dolida la corteza. Pero  vive.

  La noche se hizo larga. Fue un  gemido
el ruego por la lluvia sobre el tuero.
Pero está de pie el árbol. Sigue vivo.

  Rebuscará en la tierra y en el frío
hasta encontrar la savia renovada
y las semillas negras. Porque  viven.


  Y van a amarillearse los caminos
con perfume de aromos y de acacias
cuando llegue noviembre. Porque viven.

  Atrapará la luz y habrá  más nidos
en  la larga cortina de eucaliptos
urgente de retoños. Porque viven.

  Y la silente majestad del pino
se hermanará con el silencio mismo
en la quietud del pueblo. Porque  vive.

  El corazón del bosque está conmigo.
Juntos restañaremos las heridas.
Porque, a pesar de todo…estamos vivos.




(*) Escritora nacida en Neuquén.





Bookmark and Share
votar

1 comentario:

Mery Garabote dijo...

Precioso, siempre se sobrevive a un desastre, como nosotros mismos, nos pueden herir, rompernos el corazon mortalmente de amor, pero seguimos vivos, me ha encantado, un beso de arcoiris.